jueves, 22 de diciembre de 2016

Viaje Inesperado al Mediterráneo

No lo teníamos contemplado. El tiempo se nos vino encima cuando nos llegó una invitación para viajar a España para nuestras vacaciones. Un evento realmente inesperado, pues pensábamos pasar el fin de año y las fiestas navideñas acá, en la ciudad, como siempre. ¡Oh sorpresa! Ya, con boletos en mano, al aeropuerto... Mucha gente, mucho tiempo de espera ¿A quién se le ocurre irse un jueves, o peor un viernes? Así que tendríamos que sentarnos a esperar.


Lo interesante de estos momentos fue que conocimos a personas que compartieron la misma angustia, la prolongada espera, la confusión y luego, la emoción de poder volar al destino elegido. Algunos iban a quedarse en Madrid, como la actriz Ainhoa, otros irían luego a Barcelona, como Marta, o a Sevilla y más tarde a Granada, si, como esa adorable pareja de Cinthia y Moisés, estudiantes de una maestría que les traía en vilo. También compartió angustias Rubén, un compañero que tendría que viajar luego a Eslovaquia con su mujer y su hijo. De los primeros en irse estaban Georgina y su hija, amigas de Moi y Cinthia. En fin, que después todos lo logramos, Mariana, Asumi, Guillermo y Gloria, incluso Nahir, una chica de argentina radicada en Guadalajara que tardó un día más en despegar... y otros cuyo nombre no registré y que también encontramos ya en el avión.
No todo fue como la seda. Tuvimos un retraso de una hora debido a una complicación entre algunos pasajeros que ocupaban lugares asignados con cuna, los cuales habían sido destinado a tres mujeres con bebés. Después de discutir, uno de los pasajeros no cedió el lugar y la mujer decidió ocupar un asiento normal... y así, por fin, despegamos entre aplausos de los ya hartos pasajeros.

No hay comentarios.: